Sábado 25/05 21:00 hs.
Bono: $300
Estudiantes y jubilados: $250
[ La sala roja ] de Victoria Hladilo
7ma temporada / Gira España, Pcia. Bs.As, Festival Teatro de Rafaela / Catálogo INT Presenta, Teatrix / Realizada en Brasil, Paraguay y Panamá.
Sala principal
sobre La sala roja

7ma temporada / Gira España, Pcia. Bs.As, Festival Teatro de Rafaela / Catálogo INT Presenta, Teatrix / Realizada en Brasil, Paraguay y Panamá.

Un jardín de infantes. Una reunión de padres. Un grupo de adultos intenta acordar las necesidades de sus hijos. Deseos, secretos y frustraciones aparecen, convirtiendo la tarea en una disputa de ego y poder.

Elenco: Manuel Vignau, Julieta Petruchi, Victoria Marroquín, Carolina Marcovsky,
Victoria Hladilo, Alejandro Curlane.
Co-dirección: Cinthia Guerra 
Dramaturgia y Dirección General: Victoria Hladilo

ficha técnica
Elenco: Manuel Vignau, Julieta Petruchi, Victoria Marroquín, Carolina Marcovsky, Victoria Hladilo, Alejandro Curlane.
Diseño de escenografía e iluminación: Magali Acha
Diseño de vestuario: Susana Berrio
Diseño de sonido: Ignacio Viano
Fotografía: Luis Abadi
Diseño Gráfico: Trineo
Asistencia de dirección: Catalina Augeé
Co-dirección: Cinthia Guerra
Dramaturgia y Dirección General: Victoria Hladilo
Dice la directora sobre la obra
“La sala roja retrata con un punzante humor el nuevo mundo en el que me encontré luego de ser madre. Dejé de ser yo para empezar a ser nosotros. La obra sucede en un jardín de infantes. Ese espacio que transité de pequeña y que hoy vuelvo a transitar de adulta. Que me lleva a volver a escolarizarme. En el que yo, que me creía libre y rebelde, vuelvo a verme atada a una institución, sometida a una autoridad, obligada a socializar en un determinado espacio y con determinadas personas, sumida en la competencia y en la exigencia, esta vez proyectada no sólo en mí, sino en mis hijos que me reflejan y me representan. La sala roja expone mi necesidad de rebelarme antes las instituciones que hoy me delimitan: la familia y la escuela.”
Sobre la directora
VICTORIA HLADILO
Nació en Buenos Aires, en 1980. Es actriz, directora, guionista y dramaturga. En su adolescencia se comenzó a formar como actriz en la escuela de Hugo Midón. En la que tuvo como maestros a Hugo Midón, Silvia Kanter y Miguel Cavia. Luego se formó en entrenamiento actoral con Julio Chávez durante seis años, de quién también fue asistente de dirección y puesta en escena. Realizó la carrera de Dirección de Cine en la Universidad del Cine. Cursó talleres de guión con Mariano Llinás y Agustín Mendilaharzu. De dramaturgia, con Joaquín Bonet. De historia del teatro, con Camila Mansilla.
Además, se formó como clown, con Cristina Martí. En canto y tecnica vocal, con Pepa Vivanco, Marcela Pietrokovsky y Mauricio Mayer. Y en entrenamiento corporal, realizó talleres con Ana Frenkel, Maria Ucedo, Adriana Levy y Marta Monteagudo. Hizo un taller de entrenamiento actoral con Andrea Garrote. También, realizó una maestría en Ontología del lenguaje con Julio Olalla, en Chile.
En teatro, estrenó en el 2013 su primera obra como dramaturga y directora: La sala roja. Realizó 5 temporadas en El Camarín de las Musas y está actualmente en su sexta temporada en Timbre4 y el Chacarerean Teatre. El material participó del Festival de Teatro de Rafaela 2015 y volvió en el 2018. Realizó en 2017 una gira por España y forma parte desde el 2018 de Catálogo de Obras Nacionales INT. También se vendieron sus derechos y realizaron distintas versiones en Paraguay, Panamá y Brasil en donde actualmente realizará su segunda temporada. Se sumó al Catálogo de TEATRIX. En el 2016 estrenó su segunda obra La culpa de nada, con la que también sigue realizando funciones en El Camarín de las Musas, en su tercera temporada. En el 2017 participó del Festival de Teatro de Rafaela y de las Fiestas Provinciales de Buenos Aires. Está pronta a estrenar su versión en Brasil. Previamente actuó y escribió junto a Julio Chávez y el elenco, Angelito Pena. Obra
dirigida por el mismo J. Chávez, por la que Victoria Hladilo fue nominada al premio ACE como actriz revelación 2003/4. La obra fue también nominada a mejor espectáculo off. Actuó también en Arlequín, servidor de dos patrones, en el Teatro San Martín, dirigida por Alicia Zanca; ganador del premio estrella de mar 2008 a mejor comedia. En Lo que me hizo Marrone, protagonizada por Carlos Belloso y dirigida por Pablo Zunino. En La mujer que al amor no se asoma, dirigida por Jazmín Stuart. En En tus manos Goya, dirigida por Armando Saire. También en El Array, dirigida por Alejandro Polledo, en No debe ser difícil, dirigida por Esteban Bruzzone y en La mano en la lata, dirigida por Olga Oviedo.

Fue asistente de dirección de Julio Chávez, en Rancho (una historia aparte); con funciones en el Teatro San Martín y ganadora del premio ACE a mejor dirección. Fue docente de teatro en la Universidad Torcuato Di Tella, donde dirigió El método Gronholm. En cine actuó en Historias extraordinarias, de Mariano Llinás; en Nunca más asistas a este tipo de fiestas, realizada por el grupo Farsa; y en Barroco, de Estanislao Buisel Quintana; entre otros trabajos. Escribió y dirigió los cortometrajes Pravda, Como dos y Yo conozco a esa chica. También escribió junto a Tomás Binder los guiones de los largometrajes Amigos hasta la India y Un viaje a B (adaptación de la novela de Estanislao Bachrach), ambos en pre-producción. Trabajó como directora en la productora
FotografíaviBa, dirigiendo allí algunos comerciales. Trabajó como asistente de dirección en el cortometraje Pablo y Victoria, dirigido por Tomás Binder y en competencia en el BAFICI. Fue docente de cine en La Escuelita de Creativos Publicitarios. En televisión, está actualmente trabajando como guionista independiente para TELEFE contenidos. Como actriz, trabajó en Falsh Informativo para Sony enterteinment TV, y fue parte del elenco de Historias de sexo de gente común y de La familia Potente. Además trabaja dictando clases de teatro, de rítmica corporal, de trabajo en equipo y de liderazgo en la consultora Esperas Coaching Corporal. Y de forma particular en sus grupos de alumnos.
Recientemente acaba de recibir la Beca para la crecación del Fondo Nacional de las Artes para escribir una nueva obra de teatro.
Sobre el Elenco
Julieta Petruchi
Desde la adolescencia estudió teatro con Jorge Suarez y se recibió luego como actriz nacional y licenciada en artes dramáticas (Escuela Nacional de Arte Dramático- IUNA). Completó sus estudios con seminarios de puesta en escena con Rubén Szchmzcher, Emilio García Wehbi y Daniel Suarez Marzal. Como actriz participó de las siguientes obras: Historia de Juan Moreira, con la Compañía de Mimoteatro de Roberto Escobar e Igor Lerchundi. Fue dirigida por Miguel Santín en la obra Memorias de un pueblo sin dique, de Cármen Arrieta y Amadeus de Peter Shaeffer. Hermanas se hunden a causa de que; Traducciones en un espacio amplio, Pequeñas torturas cotidianas y Nochebuena, escritas y dirigidas por Martin de Goycoechea. Matadero de Emilio García Wehbi. Acercamientos Personales II de Joaquín Bonet con dirección de Bonet y Luciano Cáceres. Ejecutor 14 de Adel Hakim dirigida por Martin de Goycoechea.. El fiambre,con dramaturgia y dirección de Mariano Monsalvo. Open House escrita y dirigida por Daniel Veronese, entre otras. Dirigió Autoayuda, también de su autoría, Final de Partida de Samuel Beckett y Como Pez Frente al Anzuelo de Dolores
Ocampo. Se desempeña como docente y coach de actores en televisión.

Carolina Marcovsky
Carolina Marcovsky es actriz. Se formó en el Centro Cultural Ricardo Rojas, con Miguel Pittier, y Guillermo Flores. Entrenó con Lorenzo Quinteros, Agustín Alezzo, Ruben Szuchmacher, y Alejandro Catalán. Su experiencia laboral en teatro cuenta con trabajos como "El enemigo del Pueblo" de Henrik Ibsen dirigida por Andrés Bazzallo; "Son Palomas" dirigida por Daniel Fernandez; "Pulgas al teatro" dirigida por Hector Presa; "Solos" unipersonal dirigido por Alejandro Catalán; "Pelota Paleta" y “TILT” dirigidas por Ezequiel Tronconi. Conforma el Grupo Pulpa, con el que realiza "Temporada" y "Sueños Rotos". Participa en "Samertaim" de Silvina Ganger, y "Entonces Bailemos" de Martín Flores Cárdenas. Tambien participó en los siguientes audiovisuales "Un último robo" de Dan Gueller; "De martes a martes" de Gustavo Triviño; "Un plan perfecto" de Julieta Ledesma. En televisión trabajó en "Son Amores", "Floricienta", "Pulgas en el 7", "Sres Papis", "Amor mío" y
en el ciclo de Teatro Abierto por canal 7, en el capítulo Mi obelisco y yo dirigido por Roman Podolsky. Entre sus trabajos se incluyen varias publicidades nacionales e internacionales.

Manuel Vignau
Manuel es actor. Realizó sus estudios teatrales en Andamio 90, en el I.U.N.A., y con Antonio Célico, Guillermo Angelelli, Eugenio Barba, Julia Varley, Ludwik Flaszen, Kate Gaul, Verónica Oddó, Claudio Tolcachir, Silvio Lang, Magali Muguercia. Realizó entre otras obras: El otro Judas, de Abelardo Castillo con dirección de Mariano Dossena en el C.C.Cooperación; Querés hacer el favor de callarte por favor? , Jamón del diablo, Lisístrata, -ambas en Timbre 4 con dirección de Claudio Tolcachir-; Trabajos de amor perdidos y Los dos hidalgos de Verona de su autoría y dirección son El cuchitril y Casi siempre sin pensar. Forma parte como docente en el área de teatro del Taller Integrador Sentidos, destinado a chicos en situación de calle. En cine se destacan sus trabajos Hawaii, Plan B -ambas de Marco Berger- , Cordero de Dios, de Lucía Cedrón; Como mariposas en la luz, Un peso un dólar.

Victoria Marroquín
Actriz, Cantante, Docente de Teatro y Lic. En Psicología. Se formó en el Instituto Vocacional de Arte (Labarden). Luego estudió y continúa aún su entrenamiento con Julio Chávez. Fue miembro del elenco BAAL dirigido por Julio Chávez. Realizó como actriz Mi propio niño Dios dirigida por Julio Chávez, Si Eva se hubiera Vestido dirigida por Rubén Ballester, El conventillo de la Paloma dirigida por Rubén Ballerter, Suspiros dirigida por Julio Chávez. Fue Asistente de Dirección Como quien mata un Perro dirigida por Julio Chávez, La de Vicente López dirigida por Julio Chávez- Festival de Rafaela, Viejo verde dirigida por Rubén Ballester. En Televisión participo en Vidas Robadas y Tratame Bien (2009). Ha dirigido en teatro El corregidor, Golpe Maestro (adaptación) de Acassuso-Spregellburg) y El hijo pródigo.

Alejandro Curlane
Alejandro es actor. Se formó en el estudio Espacio abierto de Roxana Roandon, entre los años 2008 y 2014. Realizó telleres de actuación frente a cámara con Luciano Cazaux, Coni Vera. De Clown con German Ramon. Y entrenamiento actoral con Guillermo Cacace. En teatro, realizó los infantiles “Narices rojas y sus ricas aventuras en el tren de los alimentos”, “juego, escuela y medioambiente” y “Payasineros a la carta”. En el Teatro La Plaza trabajó en las obras “Con las mujeres nunca se sabe”, “Hombres que (m)aman demasiado”y “Río”. También trabajó en “HAMLET-Rey Claudio-“ en el Auditorio Losada; “El Escorpión” en el Teatro La Comedia. “Historias de Locura Ordinaria”, drigido por Julieta Cayetina en Espacio xirgu y Espacio Callejón durante 2017-18. Desde el año 2018 se sumó al elenco de “La Sala Roja”, de Victoria Hladilo, realizando funciones en Timbre4. En cine, participó de los cortometrajes “Voces del Silencio”, “Asado en familia”, “Tiempos de amor”, “La ensalada” y “dolppelganger”. Realizó varias participaciones en programas de televisión, entre las que se destaca su participación en el unitario “Instinto Asesino, secretos
de Familia” realizado por Endemol para Discovery Channel.
dijo la prensa
( Nota en Caminos de Tiza, programa conducido por Mirta Goldberg, sobre Educación que se emite los sábados por la mañana por Canal 7, la Televisión Pública.)
ver nota digital
(Entrevista a Victoria Hladilo en la revista Maternar en Tribu)
“A los hijos hay que acompañarlos, no dirigirlos”.


ver nota digital
(Nota a Victoria Hladilo por Jorge Belauzarán en Tiempo Argentino)


ver nota digital
(Martina Carou, Espectáculos de Acá)
“Un interesantísimo planteo estético y una dramaturgia audaz de Victoria Hladilo, quién lleva adelante la dirección de esta gran obra, y además le presta el cuerpo a una de las madres de la salita.”


ver nota digital
(Alana Miller, Espectáculos de Acá)
“Esta maravillosa comedia, tan bien actuada y excelentemente dirigida, nos presenta con naturalidad y frescura los personajes y las situaciones del mundo y de la vida que, por ese ratito, aparecen para jugar, sorprendernos y hacernos reír en esa sala: en la salita roja.”


ver nota digital
(Sergio Di Crecchio, Glenn Miller Show)
“Una obra interesante, no sólo para conocer la situación de un jardín de infantes sino también para entender que el sistema democrático.”


ver nota digital
(Pablo Lancone, Escenarios Nacionales)
“El agudo texto de Victoria Hladilo, plantea una comedia inteligente, con un abanico de personajes jugosos, y profundamente humanos, donde cada uno por defender sus ideales, e intereses, mostrarán su lado más salvaje.”


ver nota digital
(Walter Gularte, Cultura del Ser)
“Recomiendo a todos los espectadores que quieran ver una gran obra desopilante, muy bien lograda, con firmes actuaciones y una gran cuota de humor, mostrando un buen trabajo de equipo.”


ver nota digital
(Martín Fernández Tojo, En Escena Hoy)
“Las buenas actuaciones de todo el elenco construyen un abanico de personajes variados, jugosos y, especialmente, humanos, padres que casi casi podríamos encontrar en la puerta de cualquier escuela. La salaroja es una recomendable propuesta que habla de la inmadurez y que, llevemos o no a nuestros hijos al jardín, podemos identificarnos con varias de sus conductas.”

ver nota digital
(Ignacio Blanco Delía, Confesiones de una mente sin retorno)
“La sala roja es una comedia inteligente, que muestra la realidad de un mundo de jardín de infantes y el eterno instinto humano reprimido por la cultura. Es una obra con los tiempos requeridos para que todo se luzca. Un guion magnífico que porta situaciones hilarantes que reflejan los comportamientos humanos de los presentes. Una nueva creación que demuestra que los adultos, solemos ser, realmente, peores que los chicos."


ver nota digital
(Meche Martínez)
“Las risas se inician desde la escenografía, pasan por actuaciones destacables y un sostenido libro (Hladilo) que hace principalmente a que esta obra sea y divierta de principio a fin. Incluso, que profundice en los valores humanos y deje un sabor entre dulce y agrio por todo aquello que sucede en la realidad.”


ver nota digital
(Magali Rodríguez Pires, Veo Teatro)
“La obra, escrita y dirigida por Victoria Hladilo, refleja como un espejo lo absurda que por momentos puede llegar a ser la vida cotidiana. La identificación con los actores se vuelve inevitable y la trama termina por arrastrarte desde la butaca del teatro hasta la sillita del jardín”


ver nota digital
(Melina Martiré, Funcinema)
“La sala roja hace del jardín de infantes una muestra en miniatura de las miserias de los adultos, que se agudiza por la condición de encierro en la que se ven envueltos. Sus distintas concepciones del rol de la paternidad y la maternidad (los que se pretenden modernos y despreocupados vs los obsesivos y controladores) imposibilita el encuentro sincero, mirarse a los ojos y reencontrarse en sus errores y aciertos. Con texto y dirección de Hladillo, La sala roja demuestra cada semana los motivos del éxito de su sexta temporada en el circuito del teatro independiente. Entre ellos, el cuestionamiento de estos roles dentro de la sociedad actual, poder repensar qué tipo de padres queremos ser y qué tipo de vínculos entre pares mostramos a nuestros hijos.”
ver nota digital
(Cristian A. Domínguez, Martín Wullich)
“El texto de Victoria Hladilo es un deleite, y su dirección va ajustándose hasta el efervescente final disparatado y dinámico. El grupo actoral se maneja en general muy bien en sus roles. La sala roja es una obra actual, inteligente y entretenida, con sólida dramaturgia plena de desatinadas situaciones que demuestran que los adultos llevan adentro ese niño travieso y pasional que muchos tratan de esconder.”


ver nota digital
(Malena Pérez Bergallo, Farsa Mag)
“Cual congreso nacional de clase media a pequeñísima escala, se asiste a una verdadera puja política (progres vs. conservas) matizada por las cartulinas y papeles glacé que los rodean.”


ver nota digital
(Oscar Damico, Planeando sobre Bue)
“En medio de esa sala diseñada por la escenógrafa Magalí Acha se desatan los más variados conflictos que, como ocurre en la vida, suelen poseer un alto grado de humor. Magníficas actuaciones que hacen de esta propuesta una perla de nuestras artes.”


ver nota digital
(Butaques i somnes.)
“Brillantes la dramaturgia de Victoria Hladilo, que también signa la dirección y actúa, como de la simple anécdota de la reunión de padres se desarrolla una lucha de poder individual y se muestra a través de pequeños juegos ‘inocentes’ la verdadera personalidad de los protagonistas. Una dirección que no da tregua, con un ritmo trepidante, al más puro estilo argntino…”
ver nota digital
(Francesc Esteve i Tomas. Teatre Barcelona)
“El boca-orella per una joia argentina. (…) Una obra excel·lent on es veu el rodatge que porten a sobre. Amb molt bona dramatúrgia i direcció. Podem veure com els personatges sempre tenen una acció important, tot i no ser el centre en aquell moment. Es pot veure que sempre estan fent alguna cosa i l’espectador podem anar observant a tots els integrants que no queda res aturat. Molt més a Inquietuts”
ver nota digital
(A Sala Llena, Diego Ávalos)
"Pocas veces hemos visto que cada actor encaje de manera tan perfecta con su rol, volviendo casi increíble que puedan ser otras personas una vez que termina la función. Cada peinado, cada accesorio, cada forma de hablar, mirar y juzgar, hasta cada forma de bailar, va a la perfección con su personaje y conflicto. Produce una gran admiración ver un elenco reaccionando tan bien a los tiempos marcados, emocionándose con la misma eficacia que rematando un gag. Por eso mismo es de una riqueza asombrosa la cantidad de planos en que se puede ver la obra. Mientras una situación entre algunos de los personajes tiene un primer plano de importancia, al mismo tiempo, los demás personajes no dejan de seguir su propia historia y conflicto, generando nuevas y sugerentes lecturas."
ver nota digital
(El Caleidoscopio de Lucy, Daniel Gaguine)
“La forma en que Hladilo creó a los padres es excelente y, lo que es más destacable, la descripción pormenorizada de los mismos en sus deseos y frustraciones asi como en la forma que intentan plasmarlos a través de los niños.”
ver nota digital
(Revista Uno Mismo (marzo 2014). Columnista invitada: Victoria Hladilo)
“Uno de los juegos que plantea La Sala Roja es este: Qué pasa cuando seres con distintos paradigmas se ven forzados a convivir, a socializar y a compartir. Intensificando esta experiencia con el hecho de que toda decisión puede influir y transformar a nuestros niños.”
(Ambito Financiero, espectáculos por Patricia Espinosa)
“La negativa a dialogar más allá de las diferencias, la soberbia de postular una verdad propia como única y valedera, más el deseo de tener el poder cueste lo que cueste, le dan a esta pintoresca reunión una perspectiva social que perturba.”
(Actualidad artística por El Crítico Enmascarado)
“La sala roja, una de las comedias mejor escritas, actuadas y dirigidas de nuestra escena independiente. Nos engaña con sus personajes aparentemente estereotípicos para, sin que nos demos cuenta, mostrarnos los dientes y hacernos entrar a todos en su lógica disparatada que, entre risas, termina por darnos mucho más de lo que creíamos que íbamos a obtener. Entre otras muchas cosas, la obra es una clase magistral del arte de hacer comedias.”
ver nota digital
(Camino de tiza, Canal 7. Programa dedicado al análisis de La Sala Roja en su relación con la educación inicial)
ver nota digital
(Revista 23, Luis Mazas)
“La autora acierta en no abrir juicio explícito ninguno ni bajar línea: sólo exhibe el entramado con eficacia, a la vez que se reserva uno de los dos personajes mejor construidos, la madre manipuladora y autoritaria. Con ella destaca la sinceridad de Manuel Vignau como el opuesto necesario. La ambientación reserva un eficaz “efecto Alicia” (la de Carroll) que aporta el encuadre revelador de las intenciones de Hladilo. Los personajes debaten en la salita de juegos a escala reducida propia de niños de cuatro años. Como examinados con un cristal de desmesura, luce más claro allí ese infierno de pasiones y mezquindades (nadie es inocente en el conjunto) habitual de cualquier reunión de padres y docentes. Quien a ellas ha concurrido, lo sabe”.
ver nota digital
(Revista de cultura Ñ, Clarin. Por María Luján Picabea.)
“Lo maravilloso de la obra es que con ese atado de personajes que se cuentan con los dedos de una mano, Hladilo, compone un mapa de caracteres que, así como las temperas de colores primarios, están en cada sala, de cada jardín de nuestra ciudad. (…) Quienes deseen pueden mirar para otro lado, como sea, no podrán ocultar las risas nerviosas que les arrancará la obra. Todos quienes hemos torcido la boca en las reuniones de “mamis” y “papis” hemos vestido las pieles de los personajes de La sala roja . Año tras año hemos visto que además de ser esos seres que hemos construido a punta de trabajo, prestigio, carrera y otras muchas mentiras, somos la mamá y el papá de alguien y ese rol se juega también en ese espacio en disputa que es la salita.”
ver nota digital
(La Razón, por Javier Firpo)
“Una obra ingeniosa, dinámica, intensa y con un estilo de comedia -de alto vuelo- que vence cualquier prejuicio de antemano que podría haber con este género en el circuito off. (…) Además de radiografiar a los jardines como pequeñas sociedades disfuncionales, uno de los ganchos de “La sala roja” es cómo los padres llevan casi a la tragedia cuestiones menores, que no deberían ir más allá de un mero intercambio de ideas. Pero las estupendas actuaciones (brillan Julieta Petrucchi, Manuel Vignau y la mencionada Hladilo) generan pasajes muy divertidos y resueltos con precisa  efectividad.”
ver nota digital
(Otra Trama, Canal 7. Entrevista de Osvaldo Quiroga al elenco.)
ver nota digital
(Canal 7, La Otra trama, Osvaldo Quiroga)
“El mundo que describe Victoria Hladilo es reconocible. Pero como autora y directora de “La sala roja” inventa un dispositivo que va llevando al espectador de la calma al caos con perturbadora naturalidad. El público se divierte, pero también comienza a angustiarse por la sutileza y la contundencia con que la autora desnuda las miserias de este puñado de personajes. Contó, es cierto, con un grupo de excelentes intérpretes: (…). Cada uno de ellos aporta el tono justo al personaje que compone. El resultado es un logrado espectáculo teatral.”
(Clarín espectáculos por Hernán Firpo)
“Lo que importa es la representación que se vuelve presencia de un modo entre gracioso y siniestro. Personajes perversos. Máquinas sociales. Vínculos. El delgado pasaje de la ficción a lo real es un poco estresante (otro acierto). Un cortocircuito que sólo puede provocar el buen teatro o un obra segura de sí misma que no necesita caer en hibridaciones ni activismos artísticos para agarrarte del cuello y apretártelo por una hora.”
ver nota digital
(La Nación: Muy Buena, por Verónica Pagés)
“Sobre eso habla esta divertida pieza de Victoria Hladilo, sobre lo que puede hacer un padre que cree que está haciendo lo mejor para su hijo, pero que en realidad está pensando en él, en el adulto que es, en la contienda que tiene con sus pares. El resultado es desopilante e inquietante a la vez. El giro que va tomando la trama está muy bien llevado por el elenco en el que sobresale la propia Victoria Hladilo, con su madre controladora, autoritaria, manipuladora.”
ver nota digital
(Tiempo Argentino, suplemento Cultura. Jorge Dubatti)
“En el pequeño mundo de La Sala Roja (…) Hladilo logra inscribir el orbe social completo. Con hábil dominio dramatúrgico, le bastan la presencia escénica de cinco padres y una maestra (…) y las conexiones sociales que ellos convocan física y verbalmente. Hladilo construye un eficaz sainete contemporáneo (…), trabaja con un costumbrismo a la par cimentado en la observación social (…) y en el hiperbolismo de la caricatura. Un sainete con logrado efecto cómico y crítico. (…) Un fidedigno retrato de la clase media, desnudada en su complejidad y su desatino."
ver nota digital
(Tapa de suplemento Espectáculos de La Nación, Leni Gonzales)
“Si las cifras resultan más contundentes que las palabras, entonces habrá que decir que la obra está a punto de cumplir 200 funciones, que suman en total más de 10.000 espectadores, en un espacio donde entran unas 70 u 80 personas, con una o dos funciones por semana, sin contar la presentación el año pasado en el prestigioso Festival de Rafaela…”
ver nota digital
el público opina