Sábado 15/08 21:00 hs.
Bono: $150
Estudiantes y jubilados: $100
[ FESTIVAL BRIE 2015/ FUI ]
“Dije de mí para hablar de los demás, convencido que puedan reconocerse en la historia de otro”
sobre FESTIVAL BRIE 2015/ FUI
Sobre el Festival: Obras del reconocido dramaturgo, actor y director, cuya trayectoria incluye una importante carrera teatral dentro del Odin Teatret de Dinamarca, la fundación de la Compañía Teatro de los Andes en Bolivia; y varios premios y distinciones por su labor artística.

Sobre Fui: Detrás de palabras como amor, muerte, ausencia, dolor, alegría se anidan historias personales, rostros, malestares, añoranzas, hechos aparentemente ínfimos que marcaron nuestra existencia. Estamos habitados por estos hechos, nos pertenecen. Cada uno tiene un elenco de rostros, gestos, dramas y caricias personales. Este trabajo es un viaje a través de los hechos ocultos detrás de las palabras grandes. Indaga sobre el niño escondido en el viejo, sobre el viejo que se deshace del niño. Busca a la anciana oculta en el rostro de la muchacha y a la muchacha que descubre el amor en las arrugas del tiempo. Cada uno puede volver del exilio y abrir la puerta de su casa. Cada uno decide si se queda o no se queda ciego frente a la luz de la anunciación.


ficha técnica
Texto, dirección e interpretación: César Brie
Producción: Arti e Spettacolo, César Brie, Banfield Teatro Ensamble
notas del autor y director César Brie sobre “Fui”
“Creo que lo real no sea lo que se ve. Que lo real está en acecho detrás de los acontecimientos. De ese real ´agazapado´ me ocupo desde hace tiempo. Trato de “no actuar”, de actuar con honestidad, verdad, exposición y poesía en la ficción escénica. La escena no es para mí un espacio donde decir textos escritos por otros. No es un lugar natural. No existe la “escena” en la naturaleza. La escena aparece cada vez que indago, observo y habito la existencia sin querer sólo vivir en ella. Escena como un lugar en el que aparece lo que no se ve. Cada espacio y cada evento pueden volverse escena si los observo e interrogo. Me interesa algo antiguo, la relación entre lo bello y lo verdadero. Me interesan las formas que el bien puede asumir en arte sin volverse aburrido y retórico. La crueldad y el mal son mucho más interesantes en la escena que el bien. Eso es resabido. Pero no es automático que la crueldad sea la forma en que la piedad se manifiesta en el arte. Es la responsabilidad la que crea la relación entre piedad y crueldad. Esa responsabilidad con que nos llenamos siempre la boca cuando hablamos pero que practicamos muy poco en nuestra vida y aún menos en nuestro oficio de artistas. Nuestra cultura se sostiene sobre este fraude. Nombrar lo que no conocemos y reducir a palabras las acciones que no realizamos. Los nombres en el lugar de las acciones y las experiencias. Reducimos a esto nuestro conocimiento. Responsabilidad implica dificultad, riesgo. Hacerse cargo. Indagué sobre las vivencias de las personas, de mis contemporáneos. Lo que nos acomuna. Detrás de las palabras grandes descubrí miles de vicisitudes, de acontecimientos. Casi todos relacionados con algunos arquetipos, muy seguido familiares. Elegí los siguientes: padre, madre, abuelos, infancia, ausencia, hermanos, hijos, amor, exilio, oficio y rencor. Uní estas figuras en un relato que parece autobiográfico pero que no es mi biografía.Dije de mí para hablar de los demás convencido que puedan reconocerse en la historia de otro. Reconocer, volver a ver bajo la luz del arte un harapo de la propia existencia. Hace treinta y seis años hice un espectáculo “Persiguiendo el sol”. Hablaba del suicidio de un muchacho y del trayecto hacia ese suicidio. Ese trabajo desesperado, hecho en el exilio, en el instante en que nuestros mitos se derrumbaban, me salvó la vida. Creyendo hablar de mis amigos suicidas yo exorcizaba mi propio suicidio agazapado en la derrota de nuestra generación. FUI trata tal vez de cerrar esa paréntesis. Hablaba de otros para rescatarme. Hablo de mí para decir de los demás y tal vez lograr rescatarme una vez más”.
dijo la prensa italiana sobre “Fui”
“El ritmo es implacable…El espectáculo, de hecho, es también un conjunto denso de elementos del rico repertorio del director y el actor…Un lenguaje siempre claramente descifrable por el espectador…debido a la precisión de su sintaxis,… un estilo que ha hecho escuela en Italia”. (Fernando Marchiori, www.ateatro.it)


“…lo que César probablemente quiere hacer…-abriendo el corazón en la división íntima de una historia que va más allá incluso de una crónica autobiográfica- es darnos su testamento espiritual de teatro, que es el resultado de lo que la vida le llamó a ser”. (Francesca Romana Lino, www.teatroteatro.it)

“Solo en el escenario el actor, director y dramaturgo, habla de él para hablar con nosotros. Describe los rasgos característicos de su vida utilizando arquetipos que se encuentran dentro de cada uno de nosotros”. (Federica Pergiacomi, www.cultweek.com)

“…espectáculo en el que César Brie habla sobre sí mismo, sus orígenes y el origen de su poesía. Vale la pena una visita…Brie se mueve a través de los recuerdos…interrogándose a sí mismo y el niño que era, traza su vida como hombre y como hombre de teatro, ahonda en sí mismo y al hacerlo repite una historia que afecta e involucra a todos nosotros. Una reflexión a veces épica, a menudo amarga, siempre honesto consigo mismo y el público” (www.z3xmi.it)

“…nuevo "texto confesional" de César Brie que mediante la simplicidad más inquietante lleva a escena las realidades más complejas de expresarse. Fui: el recuerdo, el amor, el miedo, la muerte. …El impacto emocional es fuerte, sobre todo porque, como náufragos, somos llevados en un flujo de conciencia que no sigue una trayectoria cronológica, pero se mueve en estímulos y percepciones como ráfagas de viento que arrastran en vivo esos recuerdos”. (www.teatro.prensinsala.it)

Sobre César Brie
Actor, director, dramaturgo, y escritor, César Brie nació en Argentina en 1954. Estudió teatro en la Comuna Baires y meses después que ésta fuera reprimida por grupos paramilitares, se autoexilió en Italia y fundó en 1975 el Teatro Tupac Amaru. Hizo una importante carrera teatral en Europa, junto al Odin Theatre de Dinamarca. A principios de la década del ‘90, decidió volver a América Latina y fundó en Bolivia la comunidad Teatro de los Andes, hoy un paradigma de las artes escénicas que produjo Bolivia en las últimas décadas. De lo poco que se sabe del teatro boliviano fuera de las fronteras, mucho corresponde al trabajo de este grupo. Algunas de sus obras, como "Ubú en Bolivia" y "Un sol amarillo", así como sus versiones de "La Ilíada" y "La Odisea", han sido programadas en los mayores festivales de América Latina y Europa. Muchas de sus obras se identifican con el dolor que los bolivianos –y toda América- han sufrido durante las dictaduras del pasado y el período de la democracia pactada, teñida de corrupción, haciendo una denuncia sobre la violencia e impunidad. En 2009, César Brie se separó del Teatro de los Andes e inició otro camino artístico autónomo. Además de su reconocida trayectoria teatral, incursionó en el mundo audiovisual con dos documentales de gran compromiso social: “Humillados y Ofendidos” que trata sobre hechos racistas del 24 de mayo de 2008 en Sucre, ganador del Premio del Colegio de América al mejor documental hispanoamericano en Festival Internacional de Cine Pobre de Humberto Solás (Cuba); y “Tahuamanu”, documental sobre la masacre de Porvenir en la jungla boliviana el 11 de septiembre de 2008. En 2011 recibió en Radicondoli el premio Nico Garrone, votado por la mayoría de los artistas de teatro italianos. Actualmente vive y trabaja en Italia dirigiendo a su propia compañía “Teatro Presente” con la cual ha realizado giras en ese país y en Argentina en 2012, 2013 y 2014.
dijo la prensa
(Clarín, por Juan José Santillán)
ver nota escaneada   
(Página/12)
ver nota digital
el público opina