Sábado 09/07 21:00 hs.
Domingo 10/07 18:00 hs.
Sábado 16/07 21:00 hs.
Bono: $200
Estudiantes y jubilados: $160
[ ÚLTIMA FUNCIÓN: La voluntad. Fragmentos para Simone Weil. (Festival Brie) ] de César Brie
Estreno en Argentina
sobre ÚLTIMA FUNCIÓN: La voluntad. Fragmentos para Simone Weil. (Festival Brie)
El pensamiento de Simone Weil, casi desconocido cuando ella murió, hoy nos interroga con una fuerza inusitada.


Elenco: Florencia Michalewicz, César Brie
Fotografía: Paolo Porto‏
Dirección: César Brie

ficha técnica
Elenco: Florencia Michalewicz, César Brie
Fotografía: Paolo Porto‏
Dirección: César Brie
Dijo César Brie sobre "La voluntad"
"Una mujer apoyada contra un muro. Un hombre dibuja una cama sobre el muro. La mujer de pie, y al mismo tiempo acostada en su cama, habla con Dios. El hombre la sostiene, la cuida, dialoga con ella, nos cuenta de ella. Los únicos rastros de este hombre son sus iniciales grabadas al pie de las palabras escritas en la lápida de Simone Weil en el cementerio de Ashford, Kent, Inglaterra: CM. Lo llamamos Carlo Manfredi, le dimos un rol, enfermero y la tarea de cuidar a Simone Weil. El muro ya no es una cama. Sobre ese muro Simone y su enfermero dibujan las siluetas de los fusilados en las purgas stalinistas que Simone denunció desde el principio. El muro se vuelve el lugar donde se muestra el ejercicio de la fuerza que Simone describió en su ensayo sobre La Ilíada. Y en otra cama, ya no dibujada sino de aire, se encontrarán flotando, sostenidos por la fuerza de su purísima amistad, Simone y el poeta Joe Bousquet, herido en la espalda en la Primer Guerra Mundial e inválido para siempre. Y en una cama vertical, como su atención vigilante, Simone se hundirá el último día de su vida mientras describe a sus seres queridos el destino de los bufones de Shakespeare, -los fools, los locos- condenados como ella a decir la verdad y a no ser escuchados por nadie. El cuerpo de Simone, muerta de inanición a 34 años, asciende acompañado por los ecos de sus palabras que describen una sociedad fundada en el trabajo conciente y solidario. Quedan en la oscuridad las siluetas de un ángel indefenso vestido de soldado, de un hombre arrodillado y el eco de una canción de cuna. El pensamiento de Simone Weil, casi desconocido cuando ella murió, hoy nos interroga con una fuerza inusitada. Se ocupó de los seres humanos, de los pensamientos y acciones de los seres humanos. Fue obrera, sindicalista, profesora, escritora, historiadora, poetisa, dramaturga, combatiente, filósofa, campesina. Murió de hambre, en el exilio. Se ocupaba de los hombres pero se olvidaba de sí misma".
Dijo la prensa italiana sobre "La voluntad"
"¿Cómo César Brie condensa en un programa de una hora la complejidad de una figura como Simone Weil es uno de esos misterios por los que amamos el teatro [...] La voluntad es un bordado precioso". (Sara Chiappori - La República)

"El espectáculo juega en el borde de un delicado equilibrio, con diálogos rápidos y la combinación ganadora entre el rendimiento de Brie y la frescura apasionada de Catia Caramia" (Krapp's Last Post).

"Una obra profunda y conmovedora sobre la figura de Simone Weil, pone su vida ascética en el escenario con maestría por el director y actor argentino" (SCD Milano).

"[...] Brie ejemplifica físicamente las ideas, llegando a ser un mentor y narrador, a veces titiritero de marionetas, a veces, la aceleración de la emoción o la distancia genera la reflexión. [...] Sus cuerpos, voces, ojos, evocan, llevando algo más, muy lejos,lo que está delante de nosotros (odio, fuerza, guerras, traiciones), y después de nosotros (esperanza, bondad, deseo de comprender), que a veces se funde o se confunde, por delante, por detrás, a continuación, dentro de nosotros. El actor se convierte en un medio, en equilibrio sobre las grietas de otros lugares: a rastrear, sentir, revelar" (Massimo Martino)

dijo la prensa
(Mateo - Medio argentino de Teatro Online)
El pasado 9 de julio, César Brie presentó por primera vez en Buenos Aires su nuevo espectáculo, La voluntdad. Fragmentos para Simone Weil. Lo hizo, como cada vez que viene a la Argentina, y como declaró, además, frente al público presente al final de la obra, en el Banfield Teatro Ensamble, el teatro de Lomas de Zamora que lo recibe, casi ya como una buena costumbre, año a año.

Este nuevo espectáculo, interpretado por César Brie y Florencia Michalewicz, es una apología a Simone Weil: a sus ideas, a su compromiso, a su vida. El pensamiento de Simone Weil, la intelectual pacifista que supo trabajar como obrera en el campo y en la fábrica, es producto de la acción y el compromiso con su tiempo y con la humanidad toda: participó activamente en la Guerra Civil Española para combatir al franquismo, y describió con profunda lucidez el proceso de transformación que estaba sufriendo la Alemania nazi. Fue obrera, sindicalista, profesora, escritora, poetisa, filósofa, campesina y combatiente. Murió de hambre, exiliada. Dio su vida por la humanidad: murió por los demás, olvidándose de sí misma. Su epitafio reza: “Mi soledad abrazaba el dolor de los demás, hasta mi muerte…”.

Su pensamiento, casi desconocido completamente al momento de su muerte, con apenas 34 años de edad, es evocado y revitalizado por el texto escrito y dirigido por Brie. La puesta se desarrolla sobre un espacio casi despojado completamente de objetos escenográficos, en una revalorización del teatro “pobre”, en un sentido grotowskiano. Sólo hay un pizarrón negro sobre el que se escribe y se dibujan siluetas humanas (de Simone; de los soldados; de las vidas que se pierden inútilmente); un sobretodo y una sotana sobre unas maderas que hacen las veces de literas, en los bordes de la escena; un tacho con agua y trapos de piso que, humedecidos, se estrellan con violencia contra las siluetas del pizarrón: matando a los hombres, castigando a Simone –a ella y a sus ideas.

ver nota digital
(Diario Clarín)
ver nota escaneada   
(La unión)
UNA FIGURA QUE ATRAPA Y ENAMORA. Luego de haber salido a escena en Italia, se estrena hoy en Argentina “La voluntad. Fragmentos para Simone Weil”, con dramaturgia, dirección y actuación de Brie.

Esta puesta, en la que se suma la presencia en escena de Florencia Michalewicz, se adentra en el pensamiento de la filósofa y escritora francesa Simone Weil, casi desconocido cuando ella murió precozmente a los 34 años.

“Me centré en su figura detrás de años de estudio, sus escritos me cambiaron la existencia. Es una obra sobre su vida y sobre sus pensamientos, adaptados a un lengua teatral, no se puede hacer filosofía en teatro”, comenta Brie.

Esta pensadora fue también obrera de la automotriz Renault, trabajó en tareas rurales, fue sindicalista, docente y hasta combatiente en la Guerra Civil Española, pero terminó muriendo en la miseria y en el exilio.

“Ella muere de hambre a los 34 años, se deja morir, y en la tumba están las iniciales CM, y nadie sabe de qué se trata. Lo que yo inventé es que esas iniciales son de Carlo Manfredi, el enfermero que la cuida en sus últimos días y en él dialoga con otras figuras masculinas de su vida, como un sacerdote, su padre y su hermano”, acota sobre esta historia que se apoderó de su corazón.

ver nota digital
(Doppiozero)
"[...] Brie ejemplifica físicamente las ideas, llegando a ser un mentor y narrador, a veces titiritero de marionetas, a veces, la aceleración de la emoción o la distancia genera la reflexión. [...] Sus cuerpos, voces, ojos, evocan, llevando algo más, muy lejos,lo que está delante de nosotros (odio, fuerza, guerras, traiciones), y después de nosotros (esperanza, bondad, deseo de comprender), que a veces se funde o se confunde, por delante, por detrás, a continuación, dentro de nosotros. El actor se convierte en un medio, en equilibrio sobre las grietas de otros lugares: a rastrear, sentir, revelar" (Massimo Martino)
ver nota digital
(Sale delle Comunità)
"Una obra profunda y conmovedora sobre la figura de Simone Weil, pone su vida ascética en el escenario con maestría por el director y actor argentino"
ver nota digital
(KLP teatro)
"El espectáculo juega en el borde de un delicado equilibrio, con diálogos rápidos y la combinación ganadora entre el rendimiento de Brie y la frescura apasionada de Catia Caramia"
ver nota digital
(La República)
"¿Cómo César Brie condensa en un programa de una hora la complejidad de una figura como Simone Weil es uno de esos misterios por los que amamos el teatro [...] La voluntad es un bordado precioso" (Sara Chiappori)
el público opina