Sábado 25/11 21:00 hs.
Bono: $200
Estudiantes y jubilados: $160
[ Orfeo y Eurídice ] de César Brie
Sala principal
sobre Orfeo y Eurídice
“Nacer juntos, como debieran nacer y morir todos los amantes”. Roberto Juarroz

Sinopsis: Dos mujeres protagonizan el mito de Orfeo y Eurídice visto a la luz de la eutanasia.

Intérpretes: Liza Taylor, Sofía Diambra
Dramaturgia y dirección: César Brie

Bono: $200. Estudiantes y jubilados $160

Sinopsis
Una mujer tiene un accidente. Los médicos impiden que muera, pero no la restituyen a una vida consciente. Su compañera lucha porque le sea permitido detener una terapia que mantiene en vida un cuerpo inconsciente. Ése era el deseo que Eurídice
había expresado. Nos basamos en el caso Englaro, en Italia donde un padre luchó durante 17 años para poder suspender la alimentación e hidratación forzadas que tenían en vida a su hija totalmente inconsciente y con daños cerebrales irreparables luego de un accidente. “La pieza cuenta con dos actrices que están dispuestas a exponerse en formaabierta, de esas que no ocultan sus virtudes ni sus límites. Ellas -Sofía Diambra y Liza Taylor- son las que necesita esta propuesta, despliegan un ejercicio de sinceridad más que de lucimiento y a partir de ahí adquieren la dimensión mitológica que el título afirma.”
Sobre César Brie
César Brie, Nace en Buenos Aires en 1954. Es uno de los fundadores de la Comuna Baires en 1971. En marzo del 1974, luego del secuestro de uno de los miembros de la compañía, el grupo se autoexila en Italia. Brie se reúne allí con la compañía a fines de abril de 1974. Se separa de la Comuna Baires en 1975. Trabaja en el Centro Social de La Isla, en Milán, Italia, donde trabaja con Dollly Albertin y Danio Manfredini. Cuando llega la dictadura militar en Argentina, el Consulado Argentino de Milán le retira el pasaporte. Brie se ve obligado a pedir refugio político. Italia se lo niega pero el Alto Comisario por Las Naciones Unidas se lo concede. Brie vive en Italia con un documento otorgado por este organismo. En 1978 escribe, dirige y actúa en un unipersonal A Rincorrere il Sole (Persiguiendo el Sol), sobre el suicidio de un joven, que anuncia la derrota del movimiento juvenil. En 1980 va a Dinamarca a trabajar con Iben Nagel Rasmussen, su maestra. Deja Dinamarca en 1990 y funda en Bolivia el Teatro de los Andes, con el que trabajará hasta el 2009. Es el dramaturgo, director, muchas veces actor y el pedagogo de la compañía. Funda una revista de artes escénicas El Tonto del Pueblo. En el 2008 realiza dos documentarios en Bolivia. Humillados y Ofendidos sobre el ataque racista del 24 de mayo 2008 a los campesinos bolivianos en la ciudad de Sucre y el otro Tahuamanu, sobre la masacre de Pando, el 11 de septiembre del 2008. El primer documentario le crea graves problemas con las autoridades de Sucre. La prensa escrita, radial y televisiva promueven una campaña de linchaje de Brie en la ciudad. En el otro documental, descubre las responsabilidades de ambas partes en los hechos luctuosos de ese día. Ninguna televisión, ni privada ni pública, pasará el documental Tahuamanu. En el 2009 se separa del Teatro de los Andes y regresa a Italia. Allí colabora a crear una compañía Teatro Presente con la que colabora hasta el 2014. Desde el 2016 vive sobre todo en Argentina.
Algunas de sus obras : Persiguiendo el Sol, El País de Nod, El Mar en el Bolsillo, Sólo los Giles Mueren de Amor, 120 kilos de Jazz, Colón, Las Abarcas del Tiempo, Ubu en Bolivia, La Ilíada, Frágil, En un Sol Amarillo, Otra vez Marcelo, La Odisea, ¿Te Duele?, Todos los Ausentes, Il Cielo degli Altri, Karamazov, Árbol sin Sombra, Orfeo y Eurídice, El Viejo Príncipe, La Mansa, Fui, La Voluntad, El Paraíso Perdido.
dijo la prensa
(Luna Teatral)
“La escritura dramática y escénica de César Brie deja al descubierto nuestra subjetividad,nuestra fragilidad, con la naturalidad de las pequeñas historias pero de una acumulación poética que nos atraviesa. Díficil de olvidar las potentes imagines visuales y auditivas, porque tienen la plasticidad acorde a cada “camino” y son subrayadas, acompañadas, por la adecuada música original.” por Azucena Ester Joffe
ver nota digital
( La Butaca Web.)
“Caminatas en cámara lenta, historias fotografiadas, diagonales de telas, manipulación de objetos, e inmensos pequeños detalles son los que expone la impecable dirección de Brie, mientras que Sofia Diambra y Liza Taylor,dosactrices que se despliegan en un escenario sin límites, nos ofrecen una hora de una obra que logra, además de emocionarnos, replantearnos la vida y la muerte.“ Por Julieta Ale
ver nota digital
( La Mirona Artística)
“César Brie demuestra mediante esta impecable elección que cualquier pareja clásica puede tener ya cualquier composición, y funciona, maravillosamente. La pareja femenina configura un universo de una dulzura implacable y nutre la historia de una ternura que no podría contener de ninguna otra manera. Las actrices SofiaDiambra y Liza Taylor componen yactúan sus personajes con compromiso y ductilidad, convirtiendo cada movimiento, cada palabra y cada Mirada en poesía viva que se despliega en la escena”. Vivi Montes 
ver nota digital
( MATEO (Medio Argentino de Teatro))
“La dirección de Brie es impecable, y las actrices hacen brillar el texto en la escena. En esta versión los amantes son dos mujeres, cuando en la primera, Orfeo era un hombre y Eurídice, una mujer. Pero aquí el tema excede a la relación de pareja‐en cualquiera de sus formas-; aquí el tema es el amor¬‐en un bellísimo homenaje a Beppino Englaro, a ese padre que quiere desconectar a su hija Eluana para que pueda, por fin, descansar en paz, sin más torturas”. “El amor como bandera” por Gabriel Gusmeroti 
ver nota digital
(Suplemento SOY. Pagina12.)
“Con impecables textos y hermosas imágenes, Orfeo y Eurídice instala un complejo debate sobre la muerte digna.” Alejandro Dramas
(La nación )
“La pieza cuenta con dos actrices que están dispuestas a exponerse en forma abierta, de esas que no ocultan sus virtudes ni sus límites. Ellas -Sofía Diambra y Liza Taylor- son las que necesita esta propuesta, despliegan un ejercicio de sinceridad más que de lucimiento y a partir de ahí adquieren la dimensión mitológica que el título afirma.”
ver nota digital
el público opina