Sábado 27/01 20:00 hs.
Bono: $250
[ TEATRO INTERNACIONAL / Odin Teatret (Dinamarca) - Huellas en la nieve ] de Roberta Carreri
Trabajo de demostración - en ESPAÑOL -
Sala principal
sobre TEATRO INTERNACIONAL / Odin Teatret (Dinamarca) - Huellas en la nieve

Cada espectáculo cuenta una historia. Los personajes pertenecientes al mundo de la ficción se vuelven creíbles y reales para el espectador gracias a la técnica del actor/actriz-
En Huellas en la nieve la técnica en sí misma se vuelve protagonista. La actriz mantiene un diálogo con los secretos que preceden y continúan a la construcción de un personaje y la creación de un espectáculo.

En escena: Roberta Carreri

Reservas:en esta página web

Venta anticipada: Miércoles a Sábados desde 18 hs en el Complejo Cultural BTE - Larrea 350 Lomas de Zamora / 0800-333-2011 / 4392-2011 / 4243-0928

 

 

sobre Roberta Carreri
Roberta Carreri es una actriz, profesora, escritora y organizadora. Nació en 1953 en Milán, Italia, donde se graduó en Diseño Publicitario y estudió Historia del Arte en la Universidad de Milán. Se unió al Odin Teatret en 1974 durante la estadía del grupo en Carpignano, Italia. Roberta Carreri ha tomado parte en ISTA (Escuela Internacional de Antropología del Teatro) desde su comienzo en 1980, poniéndose en contacto con técnicas de actuación de Japón, India, Balí y China. Esto ha influenciado su trabajo como actriz y profesora. Desde 1980 a 1986 estudió con maestros Japoneses comos Katsuko Azuma (bailarín de Nihon Buyo), Natsu Nakajima y Kazuo Ohno (bailarín de Butoh). Ella da talleres para actores de todo el mundo y presenta, como demostración de su trabajo, su autobiografía profesional "Huellas en la nieve". Ella organiza y dirige el taller anual internacional Odin Week Festival en Holstebro y en el extranjero. En 2009 dirigió Rumor con Cinzia Ciaramicoli para la Compañía Masakini Theatre (Malasia). En 2014 "The Woman Who Spat Out the Apple", con Rosa Antuña - Núcleo de Criaçao Rosa Antuña (Brasil). Sus experiencias personales son presentadas en The Actor's Way, editada por Erik Exe Christoffersen. Roberta Carreri ha escrito su propio libro Tracce (publicado en 2007 por la Edizioni Il Principe Costante, Milano (en italiano); en 2012 porr Editora Perspectiva, Brasil (en Portugués) y Ed. Artezblai, España; y Triskel Artes Escénicas, Chile (en español); en 2013 por El Apuntador Ediciones, Argentina (en español); en 2014 por Routledge, UK/USA (en Inglés), en el cual relata los aspectos más importantes de su vida como actriz - su entrenamiento, pedagogía y su historia como una actriz del Odin Teatret. Sus artículos han sido publicados en diarios como el New Theatre Quarterly, Teatro e Storia, Máscara, The Open Page, Peripeti y Performance Research.
Sobre Odin Teatret
Fundado en en Oslo, Noruega, en 1964. El Odin Teatret se traslada a Holstebro, Dinamarca, en 1966 convirtiéndose en Nordisk Teaterlaboratorium/Odin Teatret. En la actualidad sus 33 miembros provienen de once países de 4 continentes diferentes.
Las actividades del Laboratorio incluyen: producciones del Odin presentadas tanto en su sede como en giras; 'trueques' con diferentes ambientes de Holstebro y otras ciudades; organización de encuentros de grupos de teatro; hospitalidad de grupos de teatro y danza; el Festival anual Odin Week; publicación de revistas y libros; producción de films y videos didácticos; investigación sobre antropología teatral durante las sesiones de la ISTA (International School of Theatre Anthropology); la Universidad del Teatro Eurasiano; producciones de espectáculos con el ensemble intercultural Theatrum Mundi; el CTLS, Centro de estudios del teatro laboratorio - en colaboración con de la Universidad de Aarhus - el cual organiza The Midsummer Dream School; la Festuge (Semana de fiesta) en Holstebro; el festival trienal Transit dedicado a mujeres que trabajan en teatro; OTA, los archivos vivientes de la memoria del Odin Teatret; WIN, práctica para navegantes interculturales; artistas en residencia; espectáculos para niños, muestras, conciertos, mesas redondas, iniciativas culturales y trabajos comunitarios en Holstebro y alrededores.

Los 53 años del Odin Teatret como laboratorio han favorecido el crecimiento de un ambiente profesional y de estudio caracterizado por la actividad interdisciplinaria y por la colaboración internacional. Un campo de investigación es la ISTA (International School of Theatre Anthropology) la cual desde 1979 se ha transformado en una aldea teatral en donde actores y bailarines de culturas diferentes se encuentran con estudiosos para comparar e indagar los fundamentos técnicos de su presencia escénica. Otro campo de acción es el Theatrum Mundi Ensemble el cual desde 1981 presenta espectáculos con un núcleo de artistas provenientes de diferentes estilos y tradiciones.

Hasta hoy el Odin Teatret ha creado 77 espectáculos que han sido representados en 64 países y contextos sociales diferentes. Durante el transcurso de estas experiencias se ha generado una cultura específica del Odin basada en la diversidad cultural y en la práctica del 'trueque': los actores del Odin se presentan a través de su trabajo a una determinada comunidad que los hospeda y esta responde con canciones, músicas y danzas pertenecientes a su cultura local. El trueque es un intercambio de manifestaciones culturales y ofrece no sólo una visión de otras formas de expresión, sino que es también una interacción social que desafía prejuicios, dificultades lingüísticas y divergencias de pensamiento, juicios y comportamiento.

dijo la prensa
(La Unión)
La actriz italiana Roberta Carreri, figura del Odin Teatret, legendario grupo teatral danés dirigido por Eugenio Barba, presentará los espectáculos “El camino de Nora”, esta noche, y “Huellas en la nieve”, mañana, en el Banfield Teatro Ensamble.

Roberta Carreri nació en Milán, donde se graduó en la carrera de diseño publicitario y estudió Historia del Arte en la Universidad Estatal de Milán para unirse al Odin Teatret en 1974, cuando la agrupación visitaba la ciudad italiana de Carpignano.

En “El camino de Nora”, que se presenta esta noche, se adentra en el uso de la improvisación (uno de los pilares tempranos de la labor del Odin) en el proceso creativo, para luego confrontarla con un texto clásico, “Casa de muñecas”, del noruego Henrik Ibsen, mientras explora en escena los modos de generar una secuencia de acciones y su relación con el texto.

“Es un espectáculo y clase de teatro que hago desde hace cinco años. Uso la improvisación como método para crear materiales para los espectáculos, la improvisación para la creación de los espectáculos”, le explica Roberta Carreri a La Unión.

La actriz apunta además cómo aborda un texto clásico como “Casa de muñecas”. “Uso la improvisación y termino con un ejemplo. También muestro cómo es aferrarme a un texto clásico, tomo la última página y la pongo en escena como el método de Odin para construir la escena”, señala sobre la forma en la que le pone el cuerpo a ese texto y aclara que eso es mejor “verlo” en la práctica que explicarlo.

Mientras que en “Huellas en la nieve”, que pisará las tablas mañana, los personajes del mundo de la ficción se vuelven reales, gracias a que la actriz guía a los espectadores en una suerte de viaje por los secretos de su técnica para la construcción de un personaje y la creación de un espectáculo.

“Es una obra que monté en 1988. Tiene como protagonista al trabajo del actor, cómo se desarrolló mi entrenamiento y con la influencia de los personajes. Es un recorrido de mi entrenamiento”, comenta la artista italiana, en un perfecto castellano. Esta obra es además una suerte de clase.

“La técnica se vuelve protagonista, explico lo que son los principios del trabajo del actor, cómo se alternan con el espectáculo y entrenamiento. Esto se termina transformando en una performance, me contacto con el público de una forma épica”, agrega.

Esta puesta en escena es, según la artista, “una clase de teatro adentro de un espectáculo, y un espectáculo adentro de una clase de teatro”. Además, en sus 30 años en escena la obra fue mutando, sin perder esa estructura original con la que fue concebida.

Roberta no pierde el tiempo en enumerar las veces que presentó “Huellas en la nieve”, porque es igual que recordar “las veces que uno sonríe”. “La obra es lo que pasa aquí y ahora, siempre puede ser una última vez que la haga, me puede agarrar un auto y listo”, cierra.

Quinta visita.

Ésta es la quinta visita de Roberta Carreri a la Argentina, cuatro de ellas para mostrar sus obras y la restante para presentar su libro “Rastros”. También será la segunda oportunidad de que llegue a la Región, tras la visita del año anterior al Ensamble. “Dicté unos seminarios en Argentina y noté la entrega de los actores argentinos. La Argentina es un lugar donde me gusta trabajar”, afirma.

 

 

ver nota digital
(Página 12)
Odín Teatret
Fundado en Noruega, pero instalado en Dinamarca desde 1966, este colectivo teatral actualmente tiene 33 miembros que provienen de once paises, de cuatro continentes diferentes. Uno de ellos es la italiana Roberta Carreri, que protagoniza dos trabajos de demostración el próximo fin de semana en su visita a la Argentina. El viernes 26 es el turno de El camino de Nora, una improvisación que confronta con Casa de muñecas, de Ibsen. Y el sábado 27 le toca a la obra Huellas en la nieve, también de su autoría. Alternando el trabajo creativo con las explicaciones, Carreri presenta su proceso personal y explica las motivaciones detrás de cada una de sus elecciones.
ver nota digital
(Clarín)
La historia de la actriz italiana Roberta Carreri es extraordinaria y pertenece a una parte importante del teatro del siglo XX. Nacida en el 53´ en Milán, hija de un obrero de Alfa Romeo y una ama de casa, intentó ser bailarina cuando era niña. En su libro Rastros (existe una versión nacional publicada por El Apuntador) cuenta la actriz que “soñaba con ser admitida en la escuela de danza de la La Scala. Me habían dicho que también las niñas pobres podían entrar […] en las fotos de aquella época me veo delgada como un palo, con bermudas y el pelo cortísimo”. Cuando era chica la apodaron ´Biafra´ porque, escribió, “era enfermiza, anémica. Todas las primaveras el médico de la familia me prescribía una cura de Vitamina B”

Con el tiempo no se convirtió en bailarina de La Scala pero se sumó a una formidable experiencia teatral de autogestión y aprendizaje, el Odin Teatret, donde continúa hasta hoy. Dos performances vinculadas a estas vivencias presentará en los próximos días en El Picadero, la sala 420, de La Plata; y el Banfield Teatro Ensamble.

A comienzos de los setenta, a la par de sus estudios universitarios y a su militancia en grupos de la ultra izquierda italiana, Carreri conoció al Odin Teatret. ”No tenía la decisión de ser actriz, la decisión me tomó —dice— Estudiaba Historia del Arte en Milán y en 1973 vi un espectáculo del grupo que me impresionó mucho. Un día después asistí a una muestra de trabajo de dos actores del grupo (Iben Nagel Ramussen y Jans Christiansen) bajo la guía de Eugenio Barba, seguida por una charla con los espectadores. Decidí hacer una tesis sobre ellos. En abril de 1974 fui a su sede en Holstebro, Dinamarca, para estudiar, pero al cabo de una semana de trabajo me encontré siendo parte del grupo. No terminé mi tesis y nunca dejé de trabajar en el Odin Teatret.”

Aunque no existe un “método Odin”, todos los actores que integran el grupo transmiten en demostraciones abiertas al público sus maneras de trabajar la improvisación, la técnica vocal o de acciones físicas, entre muchos otros aspectos. “Mi primera experiencia como pedagoga fue en el otoño de 1974, solamente seis meses después de ingresar al grupo –recuerda Carreri-- Pensaba que no sabía nada y Eugenio me obligó a hacerlo. Fue un momento difícil porque era la más nueva y no había hecho teatro antes de ingresar al Odin. Entonces, a los 21 años, tuve que empezar desde cero tanto con el entrenamiento como con las creaciones de personajes para los espectáculos. Pero cuando empecé a trasmitir a los alumnos los ejercicios y los principios del training, que yo misma, a su vez, había aprendido de los actores del Odin, sentí que estaba apropiándome de mi propia experiencia. La pedagogía teatral me permitió focalizar mi atención sobre muchos retos de la profesión y sobre cómo encontrar propuestas para solucionarlos. El cuerpo necesita más tiempo para aprender que la mente, pero el cuerpo no olvida.”

ver nota digital
(Crónicas y versiones )
ver nota digital
(marcelacoronel.com)
ver nota digital
(La bitácora del artista)
ver nota digital
(Artefactus)
Roberta Carreri (Milán, 1953) no ha olvidado su primera sesión de entrenamiento como integrante del Odin Teatret, recién llegada a la sede de la compañía en Holstebro, Dinamarca, hace más de 30 años. Los actores estaban sentados en un círculo, en un salón de ensayos, y el director Eugene Barba los iba llamando uno a uno, y les susurraba un tema para que realizaran una improvisación sobre el mismo. Cuando le tocó el turno a la nueva actriz, la consigna que recibió fue: “En el jardín del Rey”. Ella quedó desconcertada y lo único que se le ocurrió, para salir del aprieto, fue encadenar una serie de acciones convencionales, de escasa originalidad.

Después de tres años de entrenamiento diario, su improvisación sobre el mismo tema ya estaba llena de imaginación y sutileza. Ambos momentos de su biografía artística son recreados por Carreri en el espectáculo-demostración Traces in the Snow (recientemente presentado en el Teatro Prometeo de Miami Dade College), una propuesta que trasciende la simple enumeración de presupuestos técnicos y el recuento de la trayectoria del colectivo de Barba, para convertirse en una reflexión sobre un modo de entender el teatro y la actuación, en una experiencia cálida y pródiga en detalles humorísticos.

En Traces in the Snow, la actriz habla sobre algo que suele permanecer invisible durante una representación: la técnica. De forma clara y fluida, expone una serie de premisas básicas para los actores del Odin Teatret. Inicialmente hace énfasis en las posibilidades de cada parte del “territorio del cuerpo” para expresar actitudes y emociones antagónicas, y desarrolla secuencias de entrenamiento para ilustrar cómo el mismo movimiento puede alcanzar infinitas variaciones según su tamaño, dirección, velocidad e intensidad. Un segundo segmento está enfocado en la voz y en la importancia del dominio de los resonadores.

ver nota digital
(Alternativa Teatral)
Todo espectáculo cuenta una historia. Los personajes que pertenecen al mundo de la ficción se convierten en una realidad creíble gracias a la técnica del actor. En Huellas en la nieve la propia técnica se convierte en protagonista. La actriz, en primera persona, dialoga, exponiéndolos, con los secretos que preceden y siguen a la construcción de un personaje y la creación de un espectáculo. La tensión característica de todo drama aparece en confrontación entre el comportamiento cotidiano de la actriz y su transformación en comportamiento escénico. "El arte del actor está basado en la organización de sus materiales. Y el actor debe tener un conocimiento correcto de los medios expresivos de su cuerpo"(Meyerhold).
ver nota digital
(La tercera)
ver nota digital
(Associazione Carta Straccia)
ver nota digital
(Milano Today)
ver nota digital
el público opina