Viernes 21:00 hs.
Bono: $250
Estudiantes y jubilados: $200
Reservar / Comprar entradas
[ "El Declive" ] de Nelson Valente
Teatro de Cámara
ÚLTIMA FUNCIÓN ANTES DE SU GIRA ESPAÑA 2018!
sobre "El Declive"
ÚLTIMAS FUNCIONES ANTES DE SU GIRA ESPAÑA 2018!

Temporadas 2017-18 en Teatros timbre 4 y El Picadero (CABA) / Mención Mejor dirección (Nelson Valente), Mejor actor (Enrique Amido) y Mejor actriz (Lide Uranga) en Fiestas Regionales de Teatro Independiente 2018.


Compañía Banfield Teatro Ensamble
"De nadie estamos más lejos que de nosotros mismos”. F. Nietzsche


Elenco:
Lide Uranga, Pachi Molloy, Carlos Rosas, Enrique Amido
Fotografía: Mariana Fossatti
Asistencia de dirección: Leandro Calcagno
Dramaturgia, puesta en escena y dirección: Nelson Valente

Jorge Dorio recomienda ver "El declive" de Nelson Valente en Timbre 4
"La mañana con Víctor Hugo":  Gabriela Litch recomienda "El declive", de Nelson Valente

dijo la prensa
(Teatre Barcelona)
La Villarroel presenta El declive, el primer espectáculo del ciclo del OfflaVillarroel de la temporada 2018-2019. Se trata de una producción argentina escrita y dirigida por Nelson Valente. A partir de un realismo crudo, el espectáculo aborda interrogantes y conflictos universales del ser como el valor de la libertad, el desgaste propio de las relaciones interpersonales o los mandatos que se acumulan a lo largo de una vida.

Tania Brenlle, directora artística de La Villarroel, se ha mostrado muy satisfecha de acoger este espectáculo del otro lado del océano, y ha agradecido el esfuerzo que hace la compañía en venir a Barcelona. Brenlle descubrió El declive en el Festival de Buenos Aires, y ha destacado que se trata de una comedia “en la que la gente se ríe de la tragedia de los personajes”. “Es un texto inteligente que empatiza con el público de todas las edades”, ha añadido.

La obra, que supone el retorno del autor y director Nelson Valente en La Villarroel tras el éxito de El loco y la camisa (2014), propone una reflexión sobre cómo construimos la felicidad y la posibilidad de cambiar de paradigmas en el último instante. “Como pasaba con El loco y la camisa, la gente se ríe los primeros 50 minutos y lo deja de hacer durante los 10 restantes”, ha explicado Valente. El autor y director del montaje ha asegurado que “si en El loco y la camisa el tema era la mentira, con El declive se habla de pasión”. El director argentino remarcó que cada una de las obras que lleva a cabo parte de una “experiencia de nuestras vidas que, a través de mucha reflexión, trabajamos situaciones profundamente teatrales”.

La compañía está formada por Enrique Amido, Cristina Pachi Molloy, Carlos Rosas y Lide Uranga, que interpretan dos matrimonios de edad avanzada que transformarán un domingo rutinario y aburrido en un oscuro caos en el que las miserias más profundas de cada individuo saldrán a la luz . “A partir de una comida surge una situación en la que los cuatro personajes tendrán que aprender a mirar a través de su realidad”, ha destacado Lide Uranga.

ver nota digital
(aldia.cat)
ver nota digital
(ara.cat)
ver nota digital
(La Vanguardia)
 Dos parejas de unos 60 años ponen al descubierto la fragilidad de su mundo de apariencias en "El Declive", una obra del argentino Nelson Valente que ahora llega a Barcelona, ciudad donde su realismo inteligente ya triunfó con "El loco y la camisa", antes de hacer una pequeña gira por España.

Como en "El loco y la camisa", que se vio en el Tetro Romea de Barcelona en 2014, "El Declive", que llegará a la Sala Villaroel el 31 de octubre, parte de una situación cotidiana para desencadenar un drama inesperado.

En este caso, dos parejas de alrededor de 60 años de edad que se conocen de toda la vida han quedado para comer y están charlando de cosas banales, repitiendo conversaciones mil veces oídas y escondiendo la verdad, como han hecho siempre, hasta que el pasado emerge y lo que nadie quiere afrontar se pone sobre la mesa.

Todo ello impregnado de un sentido del humor que hace que "el público se ría durante los primeros cincuenta minutos y se quede helado en el último tramo", según ha dicho hoy Valente en Barcelona, donde estará hasta el 11 de noviembre, antes de viajar a Tarragona, L'Hospitalet (Barcelona) y Avilés (Asturias).

La obra "advierte a los menores de cincuenta años de hacia dónde pueden estar dirigiéndose y sacude a los mayores de 50 porque les interpela directamente", ha asegurado hoy la directora de la Sala Villarroel, Tania Brenlle.

"Para la gente joven tiene el atractivo de que les permite espiar el mundo de la gente mayor, al que no tienen acceso fácilmente pero que explica muchas cosas de sus padres, de sus abuelos o de ellos mismos", ha añadido la actriz Cristina Pachi Molloy, que forma parte de reparto junto a Enrique Amido, Carlos Rosas y Lide Uranga.

Los cuatro veteranos actores argentinos han tenido un papel importante en la creación de la obra, según ha explicado el dramaturgo y director Nelson Valente.

La obra nació "como un boceto de treinta minutos para uno de los café-concierto de los viernes" en la sede de la Compañía Banfield Teatro Ensamble en la Provincia de Buenos Aires, a trece kilómetros al sur de la capital.

En este espacio, todos los fines de semana se estrena un espectáculo con formato de cabaré, en el que los coreógrafos, bailarines, dramaturgos y músicos que forman parte de la compañía aportan nuevos materiales a partir de un tema común.

"El declive" es consecuencia de un número teatral sobre la pasión, que posteriormente fue evolucionando en la sala de ensayos con los textos que traía el director y las aportaciones de los actores.

"Me gusta trabajar a partir de situaciones cotidianas, que son reales, pero son también profundamente teatrales", ha aclarado Valente.

Con esta idea de partida, el dramaturgo avanza regido por un método de trabajo "que tiene dos objetivos claros -según el director-: que los actores estén cómodos y yo no me aburra. Si esos dos aspectos funcionan, siento que es un éxito".

El resultado es "un realismo llevado al extremo", según Brenlle, que cree que el teatro de Valente tiene la virtud de "conseguir verosimilitud y realidad en situaciones que no lo son", algo que lo hermana con otros compatriotas suyos también salidos del teatro alternativo de Buenos Aires, como Claudio Tolcachir, que ha tenido mucha influencia en las nuevas generaciones del teatro catalán.

ver nota digital
(A Teló Baixat)
DEL BUEN TEATRO EL MEJOR

EL declive
De Nelson Valente
teatro Villarroel
02/11/2018
Del buen teatro el mejor cruza el Atlántico y desde el Mar de la Plata nos transporta a historias aparentemente cotidianas que nos hacen viajar hasta el centro de nuestras pasiones más ocultas y más oscuras.

El Declive de Nelson Valente, de quien ya vimos y admirar el Loco y la Camisa, estará pocos días en horario off en la Villarroel. Es una cita imprescindible para los amantes del teatro en estado puro, del buen teatro. Dos parejas de avanzada edad se encuentran en casa como cada domingo atrapadas por un tedio sofocante. De la opresiva cotidianidad junto con el aburrimiento y grandes dosis de egoísmo en surgen las pasiones más bajas, las verdades más ofensivas y las frustraciones más insondables. En la imposible búsqueda tardía de la felicidad los cuatro se verán abocados a los reproches más crispados y finalmente, desesperados. La obra no está exenta de un humor finísimo, marca del autor, que a medida que avance la acción irá agriando. Un viaje meticulosamente guiado por un camino de emociones. Una interpretación coral que impresiona por su entrega, honestidad y también por su humildad. Chapeau!
No se la pueden perder.

ver nota digital
(Recomana)
ver nota digital
(Inquietuds Culturals)
ver nota digital
(Teatre Barcelona)
ver nota digital
(Teatre Barcelona)
ver nota digital
(Critiqes Culturals)
ver nota digital
(La independent)
El declive es una hora de recorrido intenso y realista a través de las vivencias, los sentimientos y las reflexiones de cuatro personajes, dos parejas heterosexuales, ellas amas de casa y ellos alrededor de la jubilación.
ver nota digital
(Entrevista a Lide Uranga por "A Babilonia")
Entrevista a la actriz Lide Uranga en el programa de la Universidad Arturo Jauretche
ver nota digital
(Geo Teatral )
La felicidad como artificio. Obra de Nelson Valente sobre dos parejas maduras que una tarde de domingo se animan a gritar sus miedos y deseos más secretos. Crítica de Romina Gretter.
ver nota digital
(Diario Popular )
La prestigiosa Compañía Banfield Teatro Ensamble sigue con el éxito de la obra “El Declive” de Nelson Valente
ver nota digital
(Alerta Cultural )
El declive nos interpela, un domingo como cualquier otro, invitándonos a reflexionar sobre el modo en que construimos la felicidad.
ver nota digital
(Foro de Baires )
Entrevista a Nelson Valente 
ver nota digital
(La butaca web)
La pieza se desarrolla en torno al vínculo entre dos matrimonios de adultos maduros, que transformarán un domingo rutinario y aburrido en un oscuro caos donde las miserias más profundas de cada individuo salen a luz. El Declive propone así una reflexión acerca del modo en el que construimos la felicidad y la posibilidad de cambiar de paradigmas aún en el último instante.


El argumento tiene una linea y en determinado momento se cambia rotundamente el curso de la historia. Con actuaciones destacables, convincentes, y personajes muy bien logrados, esta pareja de matrimonios, logra sumergirnos y hacernos parte de la discusión de ese living. El director describe la obra como “Una tragicomedia con tintes realistas”, cuya descripción se asemeja a la temática que lleva “El loco y la camisa”, otra obra de Nelson Valente, que actualmente está en cartel con su octava temporada. Una obra contada a través de un realismo crudo, la obra aborda interrogantes y conflictos universales del ser como el valor de la libertad, el desgaste propio de las relaciones y los mandatos sociales.

El Declive es una obra que nos invita a reflexionar acerca del modo en el que construimos la felicidad y la posibilidad que tenemos de poder modificar el curso de las cosas.

ver nota digital
(Tranvías y deseos)
ver nota digital
(La Unión)
Lide Uranga, una destacada actriz de Banfield, forma parte del elenco de “Sobre Mirjana y los que la rodean”, “El loco y la camisa” y “El declive”, estas dos últimas de Nelson Valente, tres obras que forman parte de la cartelera El Picadero.

“El declive”, después de haber debutado en el Banfield Teatro Ensamble y de haber estado en cartel en Timbre 4, regresa mañana a escena en El Picadero, un emblemático espacio porteño ubicado en el Pasaje Discépolo 1857, en su nueva temporada.

Con esta comedia dramática, Valente regresa a los conflictos familiares con una reflexión sobre los mandatos sociales y el modo en que construimos la felicidad a lo largo de una vida.

A partir de un realismo crudo, la obra aborda interrogantes y conflictos universales del ser, como el valor de la libertad, y el desgaste propio de las relaciones interpersonales que se acumulan a lo largo de una vida.

ver nota digital
(Crónicas y versiones)

“El Declive”, una comedia dramática de la Compañía Banfield Teatro Ensamble con dirección y dramaturgia de Nelson Valente, regresa a escena en su nueva temporada los jueves, a partir del 18 de enero a la 22,30 en El Picadero, ubicado en el Pasaje Enrique Santos Discépolo 1857, en el Centro porteño.

El reconocido director regresa a los conflictos familiares en esta pieza cuya dramaturgia aborda una reflexión sobre los mandatos sociales y el modo en que construimos la felicidad a lo largo de una vida. A partir de un realismo crudo, la obra aborda interrogantes y conflictos universales del ser, como el valor de la libertad, el desgaste propio de las relaciones interpersonales o los mandatos sociales que se acumulan a lo largo de una vida.

 

ver nota digital
(La Nación)
ver nota digital
(La Nación)

En esta obra no habrá héroes ni dinastías ni reyes, estará el hombre de más de 60 años que descubre que toda su vida estuvo al servicio del otro y que él ha quedado postergado. Una obra que cala hondo, cuestiona e interpela sobre lo que sucede con las personas cuando sienten perder sus fuerzas y asistir a su lento declive. Como contrapartida queda suspendida la pregunta sobre si seremos capaces de animarnos a torcer el rumbo.

 

ver nota digital
(La Nación, por Jazmín Carbonell)
ver nota digital ver nota escaneada   
(Daniela Yaccar, Diario Página 12)
Los viernes, la obra se realiza en el departamento de Banfield donde trabaja el dramaturgo y director, en tanto que los sábados las funciones son en Timbre 4.
“El espacio sirve como disparador de climas y situaciones”, detalla Valente. Además de tener sus dos obras en cartel, Nelson Valente se prepara para dirigir al actor mexicano Gael García Bernal.
ver nota digital ver nota escaneada   
(Página 12, por María Daniela Yaccar)
Nelson Valente, autor y director de El loco y la camisa, regresa con El declive: “No tengo intenciones de hacer algo nuevo”
Los viernes, la obra se realiza en el departamento de Banfield donde trabaja el dramaturgo y director, en tanto que los sábados las funciones son en Timbre 4.
“El espacio sirve como disparador de climas y situaciones”, detalla Valente.
Además de tener sus dos obras en cartel, Nelson Valente se prepara para dirigir al actor mexicano Gael García Bernal.
ver nota digital
("La mañana con Víctor Hugo", por Gabriela Litch)
ver nota digital
(Silvana Avellaneda (Radio Nacional))
"Nelson Valente es un gran gran dramaturgo que logra desde mundos en apariencia cotidianos, increparnos con las más ácidas y existenciales cuestiones. ¿Cómo construimos nuestra idea de "felicidad"? ¿somos "felices"? ¿Amamos o nos acostumbramos? Qué tanto nos animamos a cuestionar nuestros pequeños mundos de apariencia perfecta... El Declive de la Banfield Teatro Ensamble es una gran gran obra que nadie puede perderse. Los sábados a las 20.30 en Teatro Timbre 4. Actuaciones increíbles de un elenco increíble, como Lide Uranga o el Tito de Enrique Amido. ¿Somos valientes para patear el tablero y dar de nuevo?”

Silvana Avellaneda, coordinadora periodística en Radio Nacional
(La Razón, por Javier Firpo)
ver nota escaneada   
(Cultura sin Spoilers, por Carla Bleiz)
¿Qué implica que algo “nos haga felices”? ¿Sabemos lo que nos hace felices? ¿Nos damos cuenta cuándo estamos viviendo la felicidad y cuándo no? ¿Cómo se define la felicidad? ¿Se la puede pensar en términos relativos? ¿Conocemos lo feliz cuando vivimos lo angustiante? Todo es un misterio, pero el buen teatro motiva a hacernos ese tipo de preguntas.
”Pobres, porque no saben cuánto tiempo (de vida) les queda”, dice Nelly, y Susana le contesta que “¿Y qué tiene? Si lo están disfrutando”. Silencio. Sigue el silencio. Es largo el silencio. El declive aprovecha ese recurso para incomodar. Todo es tenso por momentos, sin que nadie diga nada. Y puede sentirse en toda la sala.
Un poco de todo eso pensé al ver la obra de Nelson Valente, genios si los hay. Pero a diferencia de otros trabajos suyos, en este me costó entrar un poco más: me interpeló diferente, a otro ritmo. Sin embargo, terminé igual de conmovida con la escena final. La última escena es abrumadora, caótica y contradictoria, casi como la felicidad.
Carla Bleiz
ver nota digital
(Sobre BUE, por Lucho Gutiererz)
Sin ningún tipo de pretensión, aparece esta obra que resalta del estándar de nuestra cartelera por ser exhibidora de un momento de la vida que es común a todo mortal.

Valente, que siempre apunta a lo profundo, gesto que le ha valido la formación de un reconocido núcleo de nuestro teatro nacional, va con este material a reflexionar sobre nuestras relaciones a la edad madura, en la que cabe la frase “hemos compartido una vida”, pero el cuestionamiento de la escena es cómo se llega a ese punto cuando se ha maltratado al compañero de viaje durante el recorrido, y aparece la sabia teoría de la causa y el efecto. Qué esperar de lo que se realiza día tras día. Cuál es el pago a nuestro destrato.

E

ver nota digital
(Espectáculos de acá)
La historia que nos cuenta la obra es algo cotidiano que internamente todos los mortales sufrimos y rompe con la barrera de la edad. El Declive nos muestra la vida de 4 personas que, mediante cambios actitudinales de la gente que los rodea, se van sintiendo atrapados en una vida que no los hace feliz, que no los identifica, que los ahoga y los ata a tener que sostener esa infelicidad por el resto de sus días. A esto se le agrega la desesperación de los personajes por considerarse de la tercera edad y sentir que han perdido todos sus años haciendo cosas que no les atraía ni les generaba ningún tipo de júbilo.

La ambientación es excelente, la sala en sí, se vuelve escenario. A Tito; Susana; Antonio y Nelly los tenemos ahí al lado nuestro y uno se convierte en un protagonista mudo, viendo desde las sombras cómo se desarrolla la trama. 
Es un brillante espectáculo que nos dejará charlas pendientes con las personas con las que elijamos ir o simplemente con nosotros mismos ya que en soledad también se disfruta mucho esta obra. Van a pasar un lindo rato, van a reírse, a emocionarse y reflexionar en profundidad.

ver nota digital ver nota escaneada   
(La butaca web)
El argumento tiene una linea y en determinado momento se cambia rotundamente el curso de la historia. Con actuaciones destacables, convincentes, y personajes muy bien logrados, esta pareja de matrimonios, logra sumergirnos y hacernos parte de la discusión de ese living.
El director describe la obra como “Una tragicomedia con tintes realistas”, cuya descripción se asemeja a la temática que lleva “El loco y la camisa”, otra obra de Nelson Valente, que actualmente está en cartel con su octava temporada. Una obra contada a través de un realismo crudo, la obra aborda interrogantes y
conflictos universales del ser como el valor de la libertad, el desgaste propio de las relaciones y los mandatos sociales.
El Declive es una obra que nos invita a reflexionar acerca del modo en el que construimos la felicidad y la posibilidad que tenemos de poder
modificar el curso de las cosas.
ver nota digital ver nota escaneada   
(Luna Teatral )
ver nota digital
(Diario Clarín)
ver nota escaneada   
(Alberto Di Nardo, Periódico Nuevo Ciclo )
ver nota escaneada   
(Alberto Di Nardo, Periódico Nuevo Ciclo )
ver nota escaneada   
(Agenda "La Nación")
ver nota digital
("Arte en línea" RadioZónica)
A partir de un realismo crudo, la obra aborda interrogantes y conflictos universales del ser como el valor de la libertad, el desgaste propio de las relaciones interpersonales o los mandatos sociales que se acumulan a lo largo de una vida. La pieza se desarrolla en torno al vínculo entre dos matrimonios de adultos maduros, que transformarán un domingo rutinario y aburrido en un oscuro caos donde las miserias más profundas de cada individuo salen a luz.
El Declive propone así una reflexión acerca del modo en el que construimos la felicidad y la posibilidad de cambiar de paradigmas aún en el último instante.
ver nota digital
("A puro teatro", Radio Palermo)
ver nota digital
(La Razón )
Hoy el autor y director Nelson Valente, una de las plumas más atractivas del teatro off, es de los directores más sensibles, que saben qué retratar en escena. Sucede también con “El declive” y con la nada alternativa “El pequeño poni”, espectáculos de alto vuelto
ver nota digital
(Alternativa teatral)
ver nota digital
(AUNO Agencia Universitaria de Noticias, por Marcos Stábile)
ver nota digital
(Agenda "Telam")
ver nota digital
(Agenda "Guía La Nación")
ver nota digital
(Clarín, por Sandra Comisso)
ver nota digital ver nota escaneada   
(Fun Cinema, por Mariana Jaqueline Ramírez)
ver nota escaneada   
(La Unión (por Edgardo Solano))
Con dirección y dramaturgia de Nelson Valente, “El Declive”, una puesta que nació en el Banfield Teatro Ensamble, se mantendrá en cartel durante los sábados de julio, agosto y septiembre en las tablas del espacio porteño Timbre 4, México 3554.

Con un elenco integrado por Enrique Amido, Cristina Pachi Molloy, Carlos Rosas y Lide Uranga, la obra aborda interrogantes y conflictos universales del ser como el valor de la libertad, el desgaste propio de las relaciones interpersonales o los mandatos sociales que se acumulan a lo largo de una vida.

La pieza se desarrolla en torno al vínculo entre dos matrimonios de adultos maduros, que transformarán un domingo rutinario y aburrido en un oscuro caos donde las miserias más profundas de cada individuo salen a luz.

ver nota digital
(Diario popular)
Valente nos para frente a un espejo. Alguna escena o apenas un diálogo logrará la empatía, el nudo en la garganta, la sonrisa cómplice de vernos en él. Los personajes nos interpelan. Y los actores que los encarnan (porque no los interpretan, los hacen carne) son indispensables. Cualquier podría decir que, claro, que todos los actores lo son en una obra. Pero que se entienda: estos actores son indispensables en esta obra. No debe haber mayor elogio para un actor que confesarle que nadie hubiese podido desentrañar, caracterizar y (vuelvo a este verbo tan preciso) encarnar un personaje. Pues vaya para ellos este parecer y para el guión tan certero, crudo por momentos, insólito por otros, un aplauso tan extenso como el que se escuchó en la función del sábado.
ver nota digital
el público opina